GUINOVART, pintor catalán de reconocimiento internacional, fue un amante del arte y del vino.

GUINOVART SABÍA DISFRUTAR DE LOS PEQUEÑOS PLACERES DE LA VIDA.

Era una persona CON UNA SENSIBILIDAD ESPECIAL, muy ligado a la naturaleza, a la tierra. Fuera cual fuera el tema que lo inspirara en cada momento, él siempre PERCIBÍA LA ESENCIA Y LA SABÍA EXPRESAR CON FUERZA.

NOS ENAMORAMOS. Nosotros de su obra y su sencillez, era imposible no hacerlo, y él de nuestra ilusión y de nuestro Saó.

Este fue el motivo que hizo que tuviéramos el honor de contar con su ayuda para el diseño de la bodega y que creara un impresionante MURAL HOMENAJE AL MUNDO DEL VINO que tanto le fascinaba, destinado a presidir nuestra sala de catas. El mural de 10,5 metros, fue su última gran obra.

GUINOVART TAMBIÉN FUE EL IDEÓLOGO DE EL VIÑEDO DE LOS ARTISTAS, una iniciativa única y pionera que integra plenamente el vino en el universo artístico: una sala de exposiciones al aire libre, en medio del viñedo, donde esculturas magistrales son testigo del crecimiento de las vides.

Y así lo hemos hecho. Desde su inauguración, en el año 2009, MUCHOS ARTISTAS HAN PASADO POR EL VIÑEDO DE LOS ARTISTAS que ha sido el marco perfecto de recitales de poesía, pinturas al aire libre, magia, payasos, ópera, música de todo tipo, danza, burbujas de jabón, títeres gigantes, teatro...

Es nuestra forma de marcar con una sutil huella el territorio, de dejar allí como legado un patrimonio artístico mientras apoyamos a los artistas y apostamos por la cultura, el alimento del alma.

Obras de Guinovart expuestas en la bodega