La tierra y la bodega 2018-06-26T10:44:28+00:00

AMOR, RESPECTO Y HARMONÍA

La tierra y la bodega

AMOR, RESPECTO Y HARMONÍA

La tierra y la bodega

Amor

NUESTRO CAMINO

Raíces que dan fuerza para crecer

Proyecto familiar fruto de generaciones y generaciones de payeses apasionados.

Nuestros abuelos fueron payeses apasionados. Su vida era la tierra. La conocían al palmo, la respetaban y la trabajaban con amor. Ellos son la inspiración de este proyecto familiar. Fue esta trayectoria ancestral la que nos llevó a crear, en el año 2006, Mas Blanch i Jové, una pequeña bodega familiar en La Pobla de Cérvoles (Lleida) donde elaboramos vinos que inspiran en la DO Costers del Segre, sub-zona Les Garrigues.

Respeto

POR LA TIERRA

La tierra es el origen

Venimos de la tierra y este es un principio que siempre tenemos presente. La adoramos, respetamos y trabajamos de una forma minuciosa, constante, con profesionalidad y amor. Nuestras 17 hectáreas de viña están situadas a más de 700 metros por encima del nivel del mar. Practicamos la viticultura ecológica de montaña, que nos permite obtener unos vinos personales y elegantes, libres de herbicidas y de pesticidas: unos grandes vinos certificados como ecológicos desde el 2015 por la CCPAE.

 

El terreno

Arcilloso Calcáreo

El terreno es arcilloso-calcáreo, pobre en materia orgánica, lo que nos permite conseguir una producción de uva por hectárea que no supere los 3.500 kg. Y así obtener la máxima concentración de azúcares y polifenoles.

La bodega

ARMONÍA con el entorno

Fusión con la montaña

+ 99% de la energía que utilizamos es solar.

Es una bodega respetuosa con el entorno. La integración se consiguió recubriendo la bodega con grandes piedras que se extrajeron del mismo terreno, plantando en la pared exterior y alrededor del edificio, recubriendo la parte superior de tierra y plantas -como si fuera el subsuelo de la propia montaña- y dotando a la bodega del color ocre del paisaje.

Para ser autosostenibles energéticamente, se instalaron 110 placas solares y 45 baterías de 2500 Am/h que nos permiten prescindir prácticamente de energías fósiles. Más del 99% de la electricidad que utilizamos para elaborar nuestros vinos proviene actualmente de la energía solar. Y así somos una de las bodegas pioneros en el Estado.

En el interior de la bodega conservamos impresionantes obras de arte del Gregorio Iglesias, del Esteve Casanoves o del Josep Guinovart, que en el origen del proyecto fue quien lo diseñó. La bodega no sólo se convierte en el lugar donde se elabora el vino sino también el punto culminante del itinerario artístico de La Viña de los Artistas.